Mantén en buen estado tus puertas y ventanas de madera

¿Cómo mantener el buen estado de tus puertas exteriores y ventanas de madera?

La madera es uno de los materiales más duraderos, pero también se ve afectada por el paso del y si no recibe el mantenimiento y cuidado adecuado, podría sufrir daños de importancia. Sobre todo las ventanas de madera están expuestas a los rigores del clima y por tanto sufren un desgaste mucho más acelerado por efecto del sol, el agua, el viento... Pero si la reparamos a tiempo, no hay razón para que la ventana esté siempre como nueva.

En primer lugar conviene limpiar la madera de puertas y ventanas exteriores con frecuencia y protegerla con barnices o aceites especiales, ya que las superficies exteriores, sufren mucho los rigores del clima, si no realizamos el mantenimiento y cuidado adecuado, lo más probable es que el aspecto de nuestras puertas y ventanas de madera, no sea el correcto, incluso es posible que comiencen a agrietarse y romperse.

Por este motivo en el presente artículo trataremos de explicar cómo realizar de manera correcta la limpieza de vuestras puertas y ventanas de madera, los beneficios que aportáis a la madera, al protegerla con un barniz de poro abierto y cómo aplicar esta sustancia en puertas y ventanas.

Es correcto afirmar que las puertas  y ventanas de madera dotan a cualquier  espacio, ya sea el hogar, una oficina o un establecimiento, de una belleza y una calidez especiales, pero requieren de un mantenimiento periódico para evitar que la madera se deteriore con rapidez. Si bien hay maderas que resisten a la intemperie mejor que otras, lo cierto es que todas necesitan de ciertos cuidados:

Limpieza de las superficies exteriores de madera:

Para limpiar manchas débiles, lo mejor es el uso de una bayeta suave, preferiblemente seca o un poco humedecida en agua como mucho, en cambio si la suciedad está más incrustada en la madera, lo mejor quizás, sea utilizar una solución compuesta de una cucharada de vinagre por cada litro de agua, humedecer una bayeta suave, escurrirla bien y posteriormente limpiar la superficie de madera que deseemos.

Siempre se debe evitar el uso de otro tipo de sustancias que pudieran ser abrasivas para la madera, la pintura o el barniz, tampoco hay que utilizar este tipo de productos en las partes metálicas de puertas y ventanas (bisagras, manillas, cerrojos…) salvo que estén totalmente desmontados y separados de la madera.

Proteger la madera con barniz de poro abierto:

Para proporcionar a la madera expuesta a las inclemencias climáticas una mayor protección, en lugar de aplicar  un barniz tradicional, lo ideal es aplicar una capa de barniz de poro abierto, que lo que hacen estos productos no es crear una fina película externa sobre la madera, sino que penetran en ella, dejando su poros totalmente abiertos.

Estos barnices también incluyen fungicidas e insecticidas, proporcionan a la madera una alta resistencia a los rayos ultravioletas, son muy fáciles de aplicar y su duración es extensa (aproximadamente unos cinco años), además si es necesario aplicar una segunda imprimación no es necesario lijar ni decapar.

¿Cómo aplicar el barniz de poro abierto en la madera?

Su aplicación es muy sencilla, si bien no es obligatorio lijar la madera, si es conveniente que la misma no presente irregularidades, una vez la superficies se encuentra totalmente limpia, con la ayuda de un pincel aplicamos una mano de Barniz, dejando secar la imprimación aproximadamente 30 minutos, pasado este tiempo, retiramos el producto excedente con un trapo limpio y seco.

Esperamos unas horas a que el producto que ha penetrado en la madera esté totalmente seco, (Pudiendo dejar este proceso de un día para otro, para asegurarnos que esté seco), para posteriormente repetir la operación con una segunda mano de imprimación. Como norma general, dos manos son más que suficientes para que nuestras puertas y ventanas estén perfectamente protegidas, no obstante se puede hacer una prueba:

Verter unas gotas de agua sobre la madera tratada, si la madera absorbe el agua, es que necesita una nueva imprimación, si por el contrario el agua queda sobre la superficie de la madera, su puerta o ventana está totalmente protegida. 

Tags: