Tendencia en Puertas

Existe una gran variedad de puertas para las distintas estancias de nuestra vivienda... madera, cristal, lacada, maciza.... A la hora de elegir una puerta no solamente debemos fijarnos en el material o la estética, también debemos fijarnos en el sistema de apertura que más se adecue en cada caso particular.

 

Existe una tendencia hacia las puertas lacadas frente a las puertas de sapelly, roble, haya. Pero... ¿cuáles son mejores? La principal ventaja de las puertas lacadas es la estética. Cuando hablamos de puertas lacadas tenemos la imagen de una puerta blanca pero se puede lacar de cualquier color. Otra ventaja de las puertas lacadas es que da una mayor sensación de amplitud y luminosidad a la vivienda.
La calidad de una puerta lacada la da:

  • El material de dichas puertas, siendo las de DM las más recomendables porque son más resistentes a los cambios de temperatura y humedad.
  • Los herrajes o bisagras utilizados para montar las puertas y el acabado.
  • La calidad de la laca, de ahí muchas veces las diferencias en los presupuestos.

El mantenimiento de estas puertas es prácticamente el mismo que el resto de puertas, un simple paño humedecido sin ningún tipo de producto abrasivo.
Otro punto que suele preocupar a los clientes es la vida útil y envejecer de estas puertas. Es cierto que hay que prestarle un poco más de atención. Un golpe fuerte puede afectar a la laca, pero no mucho más que cualquier otro mueble de la vivienda. Para puertas de madera existen ceras para poder arreglar golpes o arañazos, para una puerta lacada también existen pequeños "kits de primeros auxilios", pero si el desperfecto es muy grande no habrá más remedio que lacar la puerta entera.
Pero si elegir una puerta se nos hace complicado, qué decir sobre las manillas o pomos que complementan a nuestras puertas. Todo un mundo de modelos, tamaños y acabados desde las más clásicas a las propuestas más rocambolescas que le van a dar un toque original, diferente y personal.